Inicio » Escritos Buyus » LA VIDA ES CAMBIO

LA VIDA ES CAMBIO

A veces, vivir o morir puede estar en un cambio de dirección. Quizás ese cambio te hizo volver a la realidad, o quizás todo lo contrario, te hizo perderte aún más en la oscuridad de tu mente. Tomar la dirección correcta, es tomar la vía de vivir.

¿Cuál es la dirección correcta? ¿Cuándo tengo que tomarla? ¿En qué momento?

El “cambio” a veces no significa modificar todo, si no adecuarse a las circunstancias. Es esencial tener esa predisposición al cambio, siempre que sea necesario. Entendemos “Cambio”, en este caso, como “Adaptación”. Cambio y me adapto, en definitiva, me adapto y produzco un cambio en la forma de ver, sentir o hacer algo. Puede ser algo concreto, o una circunstancia más general.

Normalmente pequeñas cosas, que unidas, desencadenan cambios más importantes.

Puede ser difícil muchas veces determinar una buena dirección a tomar, y no caer en el error de la equivocación.

Estoy convencido de que un kokoro “sano” puede tener capacidad para hallar la respuesta adecuada. Si surge la duda; tu maestro siempre está ahí.

A través del tiempo se producen muchos cambios, debemos considerarlos parte de la vida misma. La naturaleza cambia constantemente y se adapta con asombrosa naturalidad. A veces no es agradable, pero sí necesaria para el buen equilibrio de todos sus elementos.

Haz que tu vida sea más “Shizen” y que los cambios sean una parte más de tu vida.

Si alguien de tu alrededor cambia inesperadamente, no te sorprendas demasiado, quizás era necesario que se produjera. Estamos acostumbrados a que los cambios sean progresivos, esto es más asequible para el intelecto ajeno, pero si se producen de forma espontánea, el impacto es más notable y probablemente más difícil de asimilar. Es posible que ya se estuvieran produciendo, quizás no te percataste. Ten una mente abierta y comprende.

Nada en la vida permanece igual siempre. Nace, cambia, muere, para según quién, vuelve a nacer, cambiar y de nuevo a morir. El ciclo puede o no cerrarse, depende de las creencias espirituales de cada uno.

Sea como fuere, somos parte de ese ciclo. No puedes alejarte del mismo aunque quieras, no puedes dejarlo de lado.. Todo continúa, contigo o sin ti.

Recuerda que eres importante, válido y necesario para el equilibrio natural.

Sentir el Budo es comprender ese ciclo. Sentir es vivir. Si tus sentidos no perciben esto, no pasa nada, sólo es cuestión de tiempo. Nuestro Soke, Hatsumi Sensei comentaba hace pocos días en Ayase, Japón, en una de sus clases; “Intenta sentir con tus manos, a través de ellas pueden ver la intención de tu oponente y saber que va a hacer”.

Concepto quizás díficil de sentir, ¿o quizás no tanto? ¿Alguna vez has oído en tu interior?:

¿nunca has puesto tu mano en la barriga de tu mujer antes de que diera a luz? ¿Sentiste la vida?

¿Alguna vez pusiste tu mano en la frente de tu hijo, amigo,… cuando estaba enfermo? ¿Has sentido algo más de algunos grados de calor?

¿Quizás le diste una palmada a alguien en la espalda dándole ánimo? ¿Sentiste su inquietud?

¿Pudiste ver la alegría contenida, cuando sentiste temblar su cuerpo a través de tus manos?

¿Qué te transmitió aquel apretón de manos?

¿Qué sentiste en aquel abrazo?

No creo que haga falta poner más ejemplos.

Si vivimos en un mundo de sensaciones, agradables y no agradables, por qué no aprovecharlas.

Los sentidos están ahí, algunos quizás dormidos, en silencio, esperando brotar. Haz que salgan y vive tu vida realmente. No sólo somos cuerpo o materia física, nuestra esencia está dentro de nosotros mismos. No la ocultes demasiado, no tiene sentido, compártela con los demás. Un Okuden es un buen momento para ello.

Mi viaje a Japón en julio de 2010 ha sido de nuevo diferente. Se combinan el cambio con las sensaciones vividas. Es cierto que todo está físicamente más o menos igual, pero los cambios se van produciendo paulatinamente en uno mismo, uno no puede ser exactamente igual todos los años, hemos vivido más cosas y hay más experiencia; eso te va haciendo modificar algunos hábitos o te crea otros nuevos.

Por lo tanto tu experiencia del cambio es evidente.

Un ejemplo claro podéis verlo si observáis las fotos de años anteriores, hay un cambio físico en mis buyus y en mí mismo, esta diferencia se extiende inevitablemente a tu faceta más espiritual.

Analizando las sensaciones vividas, observo como el resultado de mi visión me hace no caer en el error de visualizar los lugares con la determinación total de ser ya conocidos, aunque así lo son muchos de ellos, si no, casi como si fuera la primera vez, si actúas de esta manera, esto puede hacerte observar cosas que en otras ocasiones no viste. Con lo cual tu sensación del lugar se acrecienta enormemente. Sin darte cuenta ha cambiado; aunque es la misma cosa y sigue estando en el mismo lugar, ya no lo ves como antes, ahora tiene una pequeña connotación más que te hace percibirla diferente.

Toda esta experiencia es la que posteriormente se reflejará en tu entrenamiento, en el Dojo, en la relación con tus buyus,… en tu vida.

Aprovecha lo vivido, porque de ello dependerá tu evolución como persona.

Una buena persona, es buen artista marcial, un buen artista en un buen guerrero, un buen guerrero es una buena persona que vive por la paz.

Os deseo que seáis buenos guerreros.

Sed felices.

Jose Fº (Oni Gami Ryu)

myegoo_cambioglobal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s