Inicio » Escritos Buyus » LA FUERZA DEL MAESTRO

LA FUERZA DEL MAESTRO

Nada somos sin Maestro, esa persona que te ayuda constantemente, que se preocupa por tí, por tu evolución, por como trascurre tu vida…

Tener un guía es importante, porque puedes compartir muchas vivencias.

La tendencia natural es crecer hacia la independencia. Cuando somos jóvenes queremos madurar rápido para ser adultos, para tener más autoridad, más libertad, en definitiva, para poder hacer más cosas por nosotros mismos.

Esta tendencia natural también se da en el Budo. Lo importante es no acelerar el proceso como sí ocurre en la pubertad, sólo esperar que el tiempo pase, las cosas vienen solas.

Cuando uno empieza a percibir ese estado, entiende que tiene que empezar a andar su propio camino, algo que se ha ido curtiendo con el tiempo y esfuerzo, pero no sólo el tuyo, si no también el de tu Maestro.

Esa persona que a veces parece que no está, que calla, que mantiene el silencio, que te observa sin mirarte, pero que sabe más de ti de lo que realmente piensas; eres importante para él, y cuando necesitas una mano, te la ofrece, a veces la justa, a veces parece escasa, a veces incluso parece que no es suficiente.

No creas que es así, si eres capaz de comprender a un buen Maestro, quizás no lo sea tanto. Te da lo que necesitas justo para cada situación, el resto es cosa tuya. No esperes recibir el trabajo echo, no esperes gratificaciones innecesarias, quizás el ego te invadiría. Él ya te ha aportado su parte, ahora te toca a ti hacer la tuya.

Si tu camino vaga hacia ser un maestro, no olvides al tuyo, ya que él siempre lo será. No olvides sus consejos, porque siempre te ayudarán, y tampoco a tus padres y sus buenas razones para hacer de tí una buena persona.

En definitiva a toda aquella gente que te ayudó y te sigue ayudando en tu camino.

Que triste sería caminar solo, sin una mano amiga.

A veces el Maestro es su propio Maestro, pero inspirado por sus estudiantes que siempre están.

Hablemos de los verdaderos estudiantes; esas personas incondicionales que no pierden un entrenamiento, que después de mucho tiempo siguen asistiendo al Dojo con la misma ilusión que el primer día, porque cada día es diferente. Esas personas que antes de que les digas, ya están ahí, que no miden esfuerzos, que no esperan gratificaciones ni halagos, que dan ejemplo al resto con su tesón e interés.

Personas de corazón amable, de sonrisas amplias y simpatía desbordante, pero temibles guerreros si llega el caso. ¿Acaso ellos son algo sin su Maestro? ¿Acaso su Maestro es algo sin ellos?

Lógicamente se complementan. Todos ellos son causa y efecto.

Mi reflexión personal llega al punto de incomprensión, en la que observo a esa persona que cree no necesitar a nadie, que se abastece siempre sola, que erróneamente cree ser su único guía. Al final termina por perderse en un mar de tempestades.

Por otro lado pienso que hay personas con un índice de evolución interna especial, capaces de generar verdadera energía a su alrededor, con la cual iluminan el camino de muchas otras personas.

No creo haber conocido a alguien que no me hubiera enseñado algo. Tened en cuanta que las personas no tienden a enseñar, simplemente viven su vida, somos los demás los que tenemos que encontrar en sus vivencias las sabiduría escondida. A veces difícil de ver, pero reconfortante cuando aparece, quizás parecido a la sensación producida por un “Koan”, cuando de forma natural y espontánea, te desvela su secreto.

La comprensión se produce y de ésta forma alimentamos nuestro conocimiento consciente, que dará lugar a una mayor habilidad para valorar nuestro entorno y enriquecer así el subconsciente.

Por otro lado, el proceso de confianza Maestro-Alumno, es largo. En Budo, todo es largo, todo dura mucho tiempo, y no hay mejor prueba que el propio tiempo. En definitiva, eso implica paciencia, y eso es lo que tu Maestro espera de tí, a aparte de una confianza total. Sinceramente pienso, que si dudas de tu Maestro, no deberías seguir con él, de la misma forma, si dudas de tu estudiante, no deberías compartir con él más tu tiempo. Por lo tanto, la confianza es el primer puntal de esa larga relación.

Tras horas, días, meses y años de formación, llega esa persona llamada Maestro. Su experiencia es su fuerza. Y ahora impregna a todos en forma de Vida y de Budo, sin hacer distinciones, ya que la segunda es parte de la primera.

Reflexiona profundamente sobre esto; cada frase, gesto, movimiento…, que tu Maestro te dice o hace, es fruto de ese largo tiempo de dedicación. Si a veces no comprendes algo, seguramente es porque todavía no estas en el momento de entenderlo, a veces las palabras no lo aclaran todo, no son suficiente para explicar todo lo que pasa en Budo, por eso necesitas tener la experiencia necesaria para comprender.

Es simplemente como tratar de explicar un sentimiento con palabras.

¿Alguien me puede explicar certeramente los sentimientos de amor, humildad, cariño, añoranza, temor, etc, con palabras?; quizás sí, ¿pero no se torna difícil, y la explicación al final nos parece algo incompleta?

Pues eso pasa en Budo cuando queremos explicar con palabras lo que no se puede explicar. Como dice mi Maestro en los entrenamientos de “Master

Clase” “…hay que vivirlo”, y esas vivencias poco a poco te darán el

conocimiento necesario.

Recuerda las palabras Shikin Haramitsu Daikomyo, resumidas como; “…el conocimiento nos llega a través de

todas esas experiencias vividas día a día…”.

Aprovecha cada situación para sacar algo positivo, aprende de cada cosa, aunque parezca que nada tiene que aprender y sobre todo no dejes escapar las enseñanzas cuando tu Maestro las muestra delante de tí.

Felíz vida.

Jose Fº – Oni Gami Ryû Shihan –

Anuncios

Un pensamiento en “LA FUERZA DEL MAESTRO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s