Inicio » Escritos Buyus » NUEVE AÑOS DE BUDO

NUEVE AÑOS DE BUDO

Son ya nueve años practicando Budo Taijutsu. En este tiempo he conocido mucha gente, practicantes, instructores y algun que otro shidoshi y shihan, cada cual con su propio estilo y muy diferenciados entre ellos ¿cual será el correcto?

En todo este tiempo he asistido a cursos, entrenamientos, he visitado otras provincias para entrenar con otros instructores, compañeros, asistido a jornadas, eventos, aunque a ningún Taikai y mucho menos visitado Japon. En todas estas andanzas he podido ver ejemplos a seguir y otros muchos contraejemplos, que marcan el camino que no me gustaría emprender ni convertirme en algo parecido ningún día, y la verdad es que lucho día a día por llevar esto a cabo.

Cuando hace nuevo años comenzé en este arte marcial, que yo lo conocí como Ninjutsu y hasta que no me puse a estudiarlo y practicarlo no me entere de que había cambiado de nombre y ahora se llamaba Budo Taijutsu y que agrupaba las enseñanzas de 9 escuelas, algunas de ellas ninjas y otras samurai.

Durante el aprendizaje de grado kyu, la verdad es que casi no te enteras de lo que rodea este arte, te centras en aprender las técnicas y en mejorar los movimientos, te esfuerzas en conseguir todo tipo de material para leer y aprender cuanto mas mejor y así estar a la altura de los compañeros y poder ser mas útil en clase para tí mismo y para uke, claro que si.

Con el paso del tiempo y según te vas acercando al grado de shodan (cinturón negro 1ºdan) empiezas a ver mas allá de lo que a simple vista te muestran, comienzas a hacerte preguntas, algunas de ellas encuentran respuesta y otras no (aún sigo buscandolas). A partir de este momento hay un cambio, al menos para mi lo hubo, y marcó un giro en la continuación de mi entrenamiento, pues empecé a entrenar con otros instructores…hasta encontrar el que creí el adecuado, no voy a entrar en el porqué, cada uno sabe cuando se encuentra bien y cuando ve un maestro detrás de una persona, y decir, que no siempre el instructor de mayor grado es el mejor maestro, he conocido shihanes que a mi parecer dejan mucho que desear, y esto lo único que genera son dudas acerca de cómo han llegado hasta ahí y uno empieza a pensar que existen distintas medidas para una misma cosa…esto es algo subjetivo y que cada cual tendrá su opinión al respecto.

En estos nueve años también he podido ver que no existe homogeneidad en este arte, cada instructor sigue sus criterios y marca el camino según cree conveniente, esto es algo que por una parte enriquece este arte y por otro lado representa un peligro si no se administra bien, como toda libertad, que mal administrada provoca la propia destrucción.

Todos pasamos por distintas etapas durante los años de entrenamiento: analizar las técnicas para comprobar si son o no efectivas, cuestionarlo todo, tomar conciencia de lo que hacemos y las repercusiones que tiene, valorar el peligro y sobre todo intentar evitarlo, que siempre hay que evitar la violencia, esta es una máxima en este arte y que una de las 9 escuelas se encarga de remarcarlo. Incluso en alguno o varios momentos de la vida, uno se plantea si continuar entrenando o abandonar, surgen dudas acerca del futuro, de cual es nuestro lugar en esto, de si merece la pena continuar…muchas y distintas que cada cual se plantea. Casi siempre optamos por continuar porque se ha convertido en una forma de vida, lo aprendido lo aplicamos a la vida, y no lo digo por las técnicas, sino la filosofía que detrás se esconde y que no se enseña, pero que si se aprende, por los compañeros con los cuales se establece un vínculo de pertenencia a un grupo y nos sentimos necesarios para su entrenamiento y a la vez los necesitamos a ellos para evolucionar, aprendemos de ellos, a veces mas que de los instructores.

Al final de todas estas etapas, al menos hasta donde yo he podido llegar, espero que aún me queden muchas mas por vivir, acabas haciendote tu propia idea del Budo, y que no tiene que ser igual a la de ningún otro practicante tienes una visión propia que adaptas a tu vida.

En este arte marcial lo que me ha cautivado son varias características, no es necesario tener una excelente forma física ni saber hacer piruetas ni grandes aspavientos para llevar a cabo una técnica de forma efectiva. Que los movimientos son naturales, o al menos a eso aspiramos algún día (algunos mas que otros). Utilizamos todo el entorno, todo es un arma y todo está a nuestro favor y por supuesto en nuestra contra. Es contundente en la respuesta, podemos llegar tan lejos como nos propongamos, es mas difícil controlarse que soltar el demonio que llevamos dentro…ahí esta el arte. Confunde al oponente, esto es el engaño y el misticismo que oculta el NINJUTSU y que tanta literatura se ha escrito sobre este arte y que en realidad es algo mas sencillo y humilde de lo que parece, pero a su vez efectivo y enriquecedor. Existen secretos, estos no los empiezas a ver hasta llegado a cierto grado, no es por nada, sino porque antes estas tan ocupado en como moverte, las manos, los pies, el kamae, etc que no te fijas en nada mas y la verdad es que siempre estan presentes en forma de kyushos, vacio, desaparición, atemis…y una infinidad de conceptos que con el tiempo se van descubriendo y que nunca dejan de sorprender.

myegoo_my14016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s